Las actividades extracurriculares son sin duda un complemento a los procesos de aprendizaje adquiridos en la escuela. La convivencia con diversos grupos de niños o adolescentes, permiten a los niños ganar confianza en sí mismos, ganar autoestima, así como la tolerancia y aprecio por amigos de diferentes lugares, además de los de la escuela. Estas actividades dan oportunidad a descubrir sus habilidades interpersonales, como el liderazgo.

Ciertamente, son también una matriz de dinámicas que permiten enlazar la experiencia de la praxis con el conocimiento académico adquirido, así como un detonante de las propias habilidades y talentos. Las actividades extracurriculares no solo mejoran el nivel educativo, sino también motivan a los alumnos y elevan las relaciones interpersonales. Lo ideal es que sean aprovechadas tanto por los padres como los niños, para mejorar el rendimiento escolar y para gestionar sus tiempos de ocio.

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: contacto@cambridgehills.edu.mx